♥.

Loading...
Y ahí estas arrodillado, rogando perdon, rogando por mí; justo como siempre qise. Pero lo siento mucho, porqe no soy tu princesa, esto no es un cuento de hadas. Algun día encontraré a alguien qe me trate bien.

1 comentario: